COPENHAGUE

Guía de COPENHAGUE

La ciudad de Copenhague, capital de Dinamarca, ocupa un territorio que se extiende sobre dos islas costeras: Zealand y Amager. Una ciudad peculiar, que está conectada por el puente de Öresund con la cercana Suecia. Copenhague es una ciudad verde, tanto por la presencia conspicua de jardines y parques como por la atención prestada a la protección del medio ambiente. Una ciudad de vanguardista, cuenta con restaurantes al estilo de los años 50 y edificios de diseño sofisticado.

NOTAS HISTÓRICAS SOBRE COPENHAGUE

Su nombre en danés significa Puerto de Comerciantes, e incluso en la época de los vikingos en la zona donde hoy se encuentra la ciudad, hubo un pueblo de pescadores que creció en importancia hasta que fue fortificado en 1100, es decir, en 1167, el año que marca la fundación de Copenhague. Siempre ha sido una ciudad en crecimiento, un puerto importante, que después de las guerras mundiales ha intensificado la red de conexiones con las ciudades vecinas.

QUÉ VER EN COPENHAGUE

Ya sea a pie o en bicicleta, dar un paseo por el centro de Copenhague te hará descubrir lugares muy interesantes. Nyhavn es el puerto, una parada importante para admirar la famosa estatua de la Sirenita y el pintoresco distrito E con su canal y sus coloridas cosas. La Catedral de Nuestra Señora tiene una fachada peculiar con pronaos y frontón triangular, es una iglesia protestante la más visitada de Copenhague. En las inmediaciones no te pierdas la residencia de la familia real danesa, el Palacio de Amalienborg, frente al cual todos los días a las 12 del mediodía vemos el cambio de guardia. La National Picture Gallery alberga obras de artistas de renombre internacional, como Matisse, Mantegna, Rubens y Picasso. Otro lugar que no hay que perderse es el castillo de Rosenborg, del Renacimiento fue la residencia de la familia real de Dinamarca. En el corazón de Copenhague no te pierdas un viejo parque de atracciones: los jardines de Tivoli, desde 1843 hacen soñar a adultos y niños.

LOS PLATILLOS QUE NO TE PUEDES PERDER EN COPENHAGUE

Smørrebrød es el sándwich danés por excelencia, es una rebanada de pan de centeno con mantequilla e ingredientes cuidadosamente dispuestos como camarones, huevos, queso, salmón, arenque. La receta tradicional por excelencia es Stegt flæsk, un cerdo crujiente y patatas cocidas en salsa de perejil; se trata de un plato muy antiguo, en el que originalmente se comia el cerdo frito y que ahora se hornea. Frikadeller son albóndigas de cerdo con nuez moscada y canela, están envueltas en cerveza.

Guías de destino relacionadas